El productor chino de bauxita Bosai Minerals Group detuvo sus operaciones en Guyana debido al conflicto civil que dejó al menos tres muertos, dijo este viernes el presidente guyanés Donald Ramotar, tras agregar que por las protestas la firma está reconsiderando la expansión de sus negocios en el país.

Funcionarios policiales dispararon y mataron a tres personas este miércoles en la ciudad de Linden, a 105 kilómetros de la capital de Georgetown, durante protestas contra el alza de las tarifas eléctricas.

"Bosai emplea a más de 500 personas y permanece cerrada durante los últimos días, aunque la compañía ha informado que está reconsiderando la expansión de sus negocios", dijo Ramotar en su despacho en Georgetown.

Agregó que las operaciones mineras, incluidas las de oro y diamantes también están afectadas por los disturbios, pues no han podido mover combustible y alimentos en Linden, que es utilizado para el tránsito de las operaciones mineras.

La división de Bosai en Guayana posee una capacidad de extracción anual de 1,2 millones de toneladas de mineral de bauxita, y una producción anual de 350.000 toneladas de bauxita procesada.

Para este año, se planeó una inversión por unos US$100 millones para construir un horno nuevo y expandir la producción.

El ministro de Recursos Naturales de Guyana se encuentra en China con Bosai para discutir los planes de expansión de la compañía.

Guyana, un país pobre con menos de 1 millón de habitantes y vecino de Venezuela, expandió la minería, un sector clave usado para estimular su crecimiento económico.