Pekín/Buenos Aires. Una delegación comercial china que se encuentra en Argentina podría buscar una compra de gran volumen de aceite de soja y probablemente también discuta adquisiciones de maíz, dijeron funcionarios y operadores el jueves.

El año pasado China -el mayor comprador mundial del producto- interrumpió las compras a Argentina, el principal exportador del aceite de la oleaginosa, aunque tras un acuerdo logrado en octubre el gigante asiático volvió a adquirir el derivado del país sudamericano, pero en cantidades reducidas.

Un portavoz del Ministerio argentino de Industria dijo que el ministro de Comercio de China, de visita en Buenos Aires, aseguró el jueves que la nación asiática seguirá comprando aceite de soja del país austral.

La afirmación fue realizada durante la reunión que el funcionario chino mantuvo con Débora Giorgi, la titular del Ministerio argentino de Industria, según el vocero.

Por otra parte, el Centro Nacional de Información de Granos y Aceites de China (CNGOIC, por sus siglas en inglés), que citó versiones del mercado, dijo que los compradores podrían estar buscando entre 300.000 y 400.000 toneladas de aceite de soja de Argentina.

El CNGOIC no mencionó a la delegación comercial, pero dijo que algunas compañías chinas ya podrían haber firmado acuerdos de importación por más de 40.000 toneladas.

"Está mejorando mucho la calidad y seguridad del aceite de soja de Argentina, lo que hace que los importadores chinos estén mostrando su interés en comprar este producto", dijo el ministro de Comercio de China, Chen Deming, en una conferencia de prensa desarrollada en la mañana del jueves.

El ministro confirmó que entre la comitiva de empresarios que lo acompañaban en su viaje a Argentina se encontraban importadores de aceite de soja.

Más importaciones chinas. La visita de la delegación comercial china a Argentina es parte de una distensión en las relaciones comerciales después de que Pekín impuso una veda de facto de seis meses sobre las importaciones del aceite procedente del país sudamericano.

La disputa comercial se resolvió en octubre y China importó 120.000 toneladas de aceite de soja argentino en el primer trimestre del 2011.

La incorporación del suministro de Argentina podría incrementar las importaciones chinas del producto de junio a septiembre a 600.000 toneladas, un alza desde las 50.000 toneladas previstas para mayo, dijo el CNGOIC en un reporte publicado en su web (www.grain.gov.cn).

El centro estimó que las importaciones de aceite de soja de China en 2010/11 totalizarían 1,5 millones de toneladas. Las importaciones chinas en 2010 bajaron 43,9 por ciento a 1,34 millones de toneladas debido a la prohibición de las importaciones de Argentina, de acuerdo con los datos oficiales de la Aduana.

"No hemos oído sobre el volumen en detalle, pero pensamos que en esta etapa sólo son planes, lo mismo que con las compras de soja siempre que sale una delegación", dijo un gerente de comercialización de una empresa estatal del sector.

"Pero probablemente los compradores no estén muy interesados ya que los precios argentinos actuales son de unos 350-450 yuanes (53,91-69,32 dólares) por tonelada más altos que los precios domésticos", agregó.

Argentina no ha podido mantener su parte del mercado chino. Mientras que las importaciones totales del país asiático se duplicaron con creces respecto del primer trimestre del 2010 a 300.000 toneladas en el mismo período de este año, el volumen de Argentina se mantuvo sin cambios, permitiendo que Estados Unidos se convirtiera en el principal proveedor, con 138.000 toneladas en el trimestre.

Otro operador de una firma estatal de comercialización dijo que la delegación comercial china también podría conversar sobre el maíz en momentos en que ambas naciones trabajan sobre un protocolo que allanaría el camino para las exportaciones argentinas de maíz a China, el segundo consumidor mundial.

Los funcionarios de la embajada argentina en Pekín no quisieron hacer comentarios. Los responsables de la cámara de comercio china no pudieron ser contactados para que hicieran declaraciones.