Beijing. Con la gente de todo el país pegada a sus dispositivos inteligentes o pantallas de computadora con la esperanza de hacerse con una ganga o dos en el evento anual de las compras en línea de China, "el Día de los Solteros", las autoridades centrales están echando una mano a las calles comerciales de la nación que luchan por su superviviencia.

En una directriz publicada este viernes, el Consejo de Estado, el gabinete chino, aconseja a las tiendas físicas que si quieren sobrevivir en el actual entorno minorista, deben reestructurarse, innovar e integrar sus negocios.

Los vendedores al detalle físicos deben entender los estilos de vida y los hábitos de sus clientes y utilizar esa información para guiar su selección de productos, sugiere el documento.

La calidad y la eficiencia son de suma importancia, subraya el texto, y el futuro del sector minorista es la integración de las entidades en línea y fuera de línea.

La directriz también promete apoyo político, incluyendo impuestos más bajos, para asegurar un entorno más justo.

En los últimos años, las tiendas físicas de China se han visto eclipsadas por el auge de los mercados en línea como Alibaba y JD.com, y la situación se ha agravado debido al crecimiento de los alquileres y los salarios.

Las ventas minoristas en línea de China aumentaron 26,1% interanual hasta casi 3,5 billones de yuanes (US$514.000 millones) entre enero y septiembre, superando el crecimiento global del comercio minorista del 10,4%.

Este viernes, las ventas del "Día de los Solteros" ya habían batido el récord del año pasado de 91.200 millones de yuanes a las 15:19 horas, poco después de la mitad del evento de un día de duración.