Buenos Aires. China comprará 500.000 toneladas de aceite de soja a Argentina luego de un conflicto que desde el año pasado redujo sus importaciones del producto, dijeron el ministro local de Relaciones Exteriores y su par de Comercio de la nación asiática.

En abril del 2010, China -el mayor comprador mundial del producto- frenó las adquisiciones a Argentina, el principal exportador del aceite de la oleaginosa, aunque tras un acuerdo logrado en octubre el gigante asiático volvió a adquirir el derivado del país sudamericano, pero en cantidades reducidas.

"Entre los anuncios (...) está la decisión de la República Popular China de firmar órdenes de compra por valor de 500.000 toneladas de aceite de soja", señaló Héctor Timerman en una conferencia de prensa.

El ministro de Comercio de China, Chen Deming, dijo que en entre la delegación comercial que está visitando Buenos Aires se encuentran tres de los importadores de aceite de soja más importantes del gigante asiático.

"Sería un convenio para un muy corto plazo (...) China seguirá comprando aceite de soja de Argentina", afirmó Chen Deming.

"Está mejorando mucho la calidad y seguridad del aceite de soja de Argentina, lo que hace que los importadores chinos estén mostrando su interés en comprar este producto", dijo el funcionario.

De todos modos, el volumen de la nueva importación de aceite de soja de China no estaba claro, ya que el Ministerio de Agricultura de Argentina emitió un comunicado en el que informó que las ventas serían por un volumen de 600.000 toneladas.

Un portavoz y un funcionario de la cartera argentina consultados por Reuters no pudieron precisar el volumen exacto.

La visita de la delegación china a Argentina es parte de una distensión en las relaciones comerciales después de que Pekín impuso una veda de facto de seis meses sobre las importaciones del aceite procedente del país sudamericano.

La disputa comercial se resolvió en octubre y China importó 120.000 toneladas de aceite de soja argentino en el primer trimestre del 2011.

En el 2009, el último año en el que las ventas argentinas a China se desenvolvieron con normalidad, el país austral exportó 1,9 millones de toneladas de aceite de soja a la nación asiática, cifra que cayó abruptamente a 224.029 toneladas en el 2010.

Relación Comercial. Además de las compras de aceite de soja, Chen Deming dijo que las empresas chinas anunciaron inversiones en Argentina por US$14.000 millones.

Aunque nunca se afirmó oficialmente, muchos aseguraban que la suspensión de las compras chinas obedeció en parte a las restricciones que Argentina impuso a algunos productos manufacturados del gigante asiático con el fin de defender la industria doméstica.

"A partir de la visita de la presidenta Cristina a China (el año pasado) están disminuyendo en gran medida las restricciones comerciales, sobre todo las medidas antidumping aplicadas por parte de Argentina", explicó el ministro del país asiático.

"El comercio bilateral entre nosotros se encuentra en un estado de mucha libertad y facilidades", acotó.

La incorporación del suministro de Argentina podría incrementar las importaciones chinas del producto de junio a septiembre a 600.000 toneladas, un alza desde las 50.000 toneladas previstas para mayo, dijo el Centro Nacional de Información de Granos y Aceites de China (CNGOIC) en un reporte publicado en su web (www.grain.gov.cn).

El centro estimó que las importaciones de aceite de soja de China en 2010/11 totalizarían 1,5 millones de toneladas. Las importaciones chinas en 2010 bajaron 43,9% a 1,34 millones de toneladas debido a la prohibición de las importaciones de Argentina, de acuerdo con los datos oficiales de la Aduana.

Argentina no ha podido mantener su parte del mercado chino. Mientras que las importaciones totales del país asiático se duplicaron con creces respecto del primer trimestre del 2010 a 300.000 toneladas en el mismo período de este año, el volumen de Argentina se mantuvo sin cambios, permitiendo que Estados Unidos se convirtiera en el principal proveedor, con 138.000 toneladas en el trimestre.