El precio de compra gubernamental del trigo en 2013 se incrementará cerca de 10% en comparación con el de este año, dijo este sábado la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma, el máximo planificador económico de China.

La iniciativa tiene como objetivo estimular la producción de cereales, según una declaración dada a conocer por el organismo planificador.

El precio de compra mínimo del trigo en las principales áreas de producción se aumentará hasta los 112 yuanes (US$17,67) por cada 50 kilos, y representa una subida de 10 yuanes respecto al precio de 2012, dice el documento.

La mayoría de los 1.300 millones de ciudadanos chinos se alimentan con cereales de producción nacional, por lo que el trigo constituye el principal cultivo del país.

El incremento del precio ayudará a estabilizar el mercado nacional en medio de la volatilidad del mercado global, dijeron algunos analistas, que añadieron que la estabilización en el suministro de los alimentos será crucial para controlar la inflación, ya que los precios de los alimentos suponen casi un tercio del total de los precios empleados para calcularla.

China ha establecido precios de compra mínimos para los cereales, entre ellos el trigo y el arroz, desde 2004. De este modo, el gobierno compra cereales a los campesinos al precio establecido por el Estado a pesar de que los precios en el mercado estén más bajos