Beijing. China invirtió US$89.000 millones en energía limpia en 2014, la mayor suma de 55 naciones incluidas en un informe global, lo que demuestra el compromiso del país con un futuro de bajas emisiones de carbono.

China obtuvo la mayor puntuación, de 2,29, en una escala de 0 a 5 en la lista de inversión y despliegue de energía limpia después de encabezar la lista el año pasado con una puntuación de 2,23, de acuerdo con Climascopio 2015, un informe independiente de la industria.

El informe anual, patrocinado por el Departamento para Desarrollo Internacional de Reino Unido y la Agencia de Estados Unidos para Desarrollo Internacional, analizó a 55 de las naciones en desarrollo más importantes del mundo sobre su desempeño en inversión y despliegue de energía no contaminante.

Además, China añadió 35 gigavatios de nueva capacidad de energía renovable, más que la capacidad de operación total de las 49 naciones africanas subsaharianas juntas, excluyendo a Sudáfrica y a Nigeria, agrega el informe.

"China continúa desempeñando un papel fundamental en la evolución de la energía limpia, no sólo en los mercados emergentes sino en todos los países", agrega el informe.

Brasil, Chile, Sudáfrica y la India ocuparon los sitios restantes de las cinco primeras posiciones en la lista.