Beijing. China puede resolver de manera amigable sus problemas comerciales con Argentina, dijo este miércoles un alto funcionario del Gobierno, haciendo referencia a una serie de disputas comerciales que han surgido entre ambos países recientemente y que abarcan desde calzado hasta aceite de soja.

"Al ser dos importantes países en desarrollo, son bastante normales estos tipos de problemas en las relaciones bilaterales económicas y comerciales", dijo en una conferencia Li Jinzhang, viceministro chino de Relaciones Exteriores, en respuesta a una pregunta sobre la reciente disputa comercial de China con Argentina por las importaciones de aceite de soja.

Li señaló que confía en que ambos países pueden "resolver los problemas a través de negociaciones amigables".

El comercio bilateral entre China y Argentina se ha desarrollado sin problemas durante el último año, agregó.

Indicó que la presidenta argentina, Cristina Fernández, visitará oficialmente China "en su momento apropiado" luego de la invitación del presidente chino, Hu Jintao.

En una aparente respuesta a las recientes restricciones antidumping impuestas por Argentina a las importaciones de bienes chinos, China está aplicando de manera estricta un requerimiento existente que exige que las importaciones de aceite de soja no contengan un nivel residual de solvente superior a 100 partes por millón, lo que afectaría las importaciones de prácticamente la totalidad del aceite de soja crudo importado desde Argentina, el mayor proveedor de este producto para China.