Beijing. El gobierno chino aprobó el establecimiento de la Corporación de Ferrocarriles de China que cumplirá las funciones comerciales del ya desaparecido Ministerio de Ferrocarriles (MF) como parte del plan de reestructuración del gabinete.

La corporación planeada, con un capital registrado de 1,04 billones de yuanes (US$165.730 millones), será una empresa completamente estatal administrada por el gobierno central y supervisada por el Ministerio de Transporte y por la nueva Administración Estatal de Ferrocarriles (AEF), indica un comunicado publicado en el sitio de internet del gobierno.

El Ministerio de Hacienda representará al Consejo Estatal en el cumplimiento de las funciones como inversionista, menciona el comunicado.

La aprobación tuvo lugar después de que la XII Asamblea Popular Nacional (APN, el máximo órgano legislativo del país) adoptara este jueves un plan de reestructuración del gabinete en una reunión plenaria. El plan incluye el desmantelamiento del MF para convertirlo en una entidad administrativa y comercial con el objetivo de reducir la burocracia y mejorar la eficiencia.

Mientras que la AEF desempeñará las funciones administrativas, la Corporación de Ferrocarriles de China manejará los negocios comerciales que controlaba el MF.

Los activos, deudas y personal correspondientes del anterior MF serán transferidos a la Corporación, mientras que los intereses y derechos de 18 burós administrativos de ferrocarriles locales, tres compañías de transporte y el resto de las compañías también serán agregados a los activos de la corporación.

El comunicado señala que el gobierno central no permitirá que la corporación facture ganancias obtenidas de activos estatales antes de resolver apropiadamente las deudas del desaparecido MF.

La proporción entre deudas y activos del ministerio ascendían a 61,81% a finales de septiembre de 2012. Sus activos totales eran de 4,3 billones de yuanes y sus deudas ascendían a 2,66 billones de yuanes en ese momento, de acuerdo con datos oficiales.

Las elevadas deudas surgieron a la par de la activa construcción del país en años recientes y han generado preocupaciones públicas.

De acuerdo con datos del MF, a finales de 2012 China tenía en operación 98.000 kilómetros de vías férreas, incluyendo 9.356 kilómetros de líneas férreas de alta velocidad.