Pekin. China podría importar en 2010/2011 hasta 1,7 millones de toneladas de maíz por encima de lo previsto anteriormente pese a una cosecha récord, pues Pekín debe reconstituir las existencias para mantener los precios controlados, dijo este viernes un analista del sector.

Li Qiang, presidente de Shanghai JC Intelligence (JCI) Co. Ltd, dijo que su firma había revisado al alza su proyección de las importaciones de maíz de China el próximo año (octubre/septiembre) a 7,5 millones de toneladas, un incremento de 29 por ciento desde una estimación anterior de 5,8 millones.

"Creemos que el volumen de importaciones es posible, de otro modo el Gobierno no podrá controlar las alzas de los precios (de los alimentos)", dijo Li a Reuters.

El Gobierno también tiene que reconstituir los bajos inventarios, lo que podría ajustar el suministro doméstico, dijo.

Li se abstuvo de dar estimaciones del nivel de las reservas estatales de maíz de China, que no son publicadas por Pekín.

Algunos operadores contactados por Reuters creían que el Gobierno tiene menos de 10 millones de toneladas en reserva, por debajo del consumo de un mes, después de que vendió más de 44 millones de toneladas en subastas semanales desde el año pasado.

JCI revisó al alza su estimación del consumo chino de maíz a 162 millones de toneladas para 2010/2011 (oct/sept), lo que da un déficit de hasta 9 millones de toneladas. La producción de maíz seguirá igual, a 153 millones de toneladas, de acuerdo con la última estimación de JCI.

Sin embargo, la estimación de la producción de JCI fue la menor entre varias instituciones, de acuerdo con un sondeo de Reuters entre 10 expertos en pronósticos realizado en octubre.