Hefei, China. Una nueva vía férrea de alta velocidad fue puesta en operación este martes en el oriente de China, con lo que se integra a las ciudades locales a la red de vías férreas de alta velocidad que abarca a las regiones costeras desarrolladas.

La línea de 132 kilómetros conecta a Hefei con Bengbu, dos ciudades de la provincia interior de Anhui, lo que reduce el tiempo de viaje de una hora a 38 minutos en el tren que viaja a una velocidad máxima de 350 kilómetros por hora.

La sección también se conecta con la vía férrea de alta velocidad entre Beijing y Shanghai, y es parte de las líneas especiales de pasajeros que enlazan a Shanghai, Wuhan y Chengdu, y conectan Beijing y a la costera Fuzhou.

La integración reduce considerablemente el tiempo de recorrido de las ciudades de Hefei, Bengbu y Huainan en la provincia de Anhui, hacia el Delta del Yangtse en el oriente, el Delta del Río Perla en el sur y la cuenca del Mar de Bohai en el norte, todos ellos motores económicos nacionales.

El recorrido más corto de Hefei a la capital Beijing se ha reducido a menos de cuatro horas luego de que entró en servicio la nueva línea. Anteriormente, viajar por tren de la capital de Anhui hacia Beijing tomaba alrededor de 10 hora, por lo menos.

Anhui fue incorporada al plan nacional para fomentar el desarrollo de las provincias centrales interiores en 2006 debido a que China busca el desarrollo regional equilibrado después de tener un acelerado crecimiento en la región oriental.

China tiene actualmente más de 6.800 kilómetros de vías férreas de alta velocidad que circulan a una velocidad superior a los 200 kilómetros por hora. China proyecta que la longitud total de estas vías llegará a 18.000 kilómetros para el año 2015, dijo el Ministerio de Ferrocarriles.