El gobierno de China planea invertir 650.000 millones de yuanes (US$103.560 millones) en la construcción de ferrocarriles este año, aproximadamente la misma cantidad que la registrada el año pasado.

Durante el transcurso del año entrarán en servicio 5.200 kilómetros de nuevas vías férreas, dijo este jueves el ministro de Ferrocarriles, Sheng Guangzu, en una reunión de trabajo de la cartera celebrada en Beijing.

Aunque la cifra es ligeramente superior a los 630.980 millones de yuanes gastados en 2012, es sustancialmente menor a la inversión récord de 842.650 millones correspondiente a 2010, según los datos de la cartera.

El ministerio diversificará los canales de financiación animando a los gobiernos locales, compañías e inversores privados a participar en los proyectos de construcción, dijo Sheng.

Además, se establecerá un fondo nacional de desarrollo ferroviario como plataforma para el capital social y privado, añadió el ministro.

A fin de atraer el capital privado, la cartera se comprometió, en una directriz publicada el pasado mayo, a ofrecer un trato justo a los inversores privados.

Para 2015, China contará con alrededor de 120.000 kilómetros de vías férreas operativas, incluyendo 18.000 kilómetros de ferrocarriles de alta velocidad y una red de raíles para trenes expresos de 40.000 kilómetros de longitud, según el XII plan quinquenal de desarrollo de ferrocarriles.