Pekín. China diversificó durante el 2011 sus importaciones de mineral de hierro, en general favoreciendo a Sudáfrica, pero no logró reducir su dependencia en términos de compras de sus principales proveedores, Australia y Brasil, de acuerdo a datos de aduanas divulgados el sábado.

Por muchos años, las autoridades chinas han dicho que el suministro del insumo de India y de otros países podría ayudar a romper el dominio de las tres principales productoras de mineral de hierro del mundo: las australianas BHP Billiton y Rio Tinto y la brasileña Vale.

Pero en el 2011, China importó un 64% del material de esos dos países, sin variación desde el año anterior. Las compras en India cayeron un 24%, en medio de quejas por el declive en la calidad.

Las compras en Sudáfrica aumentaron un 22%, pero India sigue siendo el tercer proveedor de China, entregando el doble que Sudáfrica.

Las compras de mineral de hierro generales aumentaron un 10,94% porque la industria siderúrgica china siguió creciendo, frente a la desaceleración del crecimiento económico doméstico.

La estrategia de diversificación de China ha llevado al país a buscar mineral de hierro en lugares como Mauritania y Myanmar. Eso representa un "cambio masivo" en el mercado, según afirmó esta semana Wang Xiaoqi, vicepresidente de la Asociación China de Acero y Hierro, que representa a las mayores fábricas del gigante asiático.

El incremento en fuentes no tradicionales refleja suministros restringidos, una buena demanda y precios altos, más que una estrategia explícita de reducir la dependencia de Australia y Brasil, dijeron analistas.

Se espera que los precios del mineral de hierro promedien US$150 por tonelada durante el 2012, según un sondeo de Reuters realizado a mediados de diciembre, contra los US$168 del 2011.