Puerto España. China anunció este lunes que suministrará US$1.000 millones en préstamos a países del Caribe para financiar proyectos de infraestructura, en un esfuerzo por profundizar sus nexos con una región históricamente vinculada a Estados Unidos.

Los préstamos se dispondrán a través del estatal Banco para el Desarrollo de China, dijo el viceprimer ministro Wang Qishan en un encuentro de funcionarios chinos y del Caribe en Puerto España, capital de Trinidad y Tobago, un importante productor de gas y petróleo.

"China no puede desarrollarse aislada del mundo y el mundo necesita de China para su desarrollo", dijo el funcionario.

La ayuda financiera llega en momentos en que muchos países del Caribe luchan con economías estancadas, golpeadas por un debilitado crecimiento en Estados Unidos y Europa, las fuentes tradicionales de inversiones y de visitantes para muchos de estos estados dependientes del turismo.

Esfuerzo para extender influencia. Los compromisos de China con la región del Caribe son parte de un esfuerzo global de Pekín por promover préstamos e inversiones a medida que busca recursos naturales e influencia política en el mundo en desarrollo, desde Africa a América Latina.

Wang dijo que el comercio entre China y el Caribe había crecido a una tasa anual del 24% y alcanzó los US$7.200 millones en el 2010.

Algunos países como Jamaica, Barbados y Bahamas enfrentan grandes cargas de deuda, lo que limita el dinero del gobierno destinado a proyectos de infraestructura.

Los términos de los préstamos y los detalles de nuevos proyectos se definirán durante el encuentro de dos días entre funcionarios chinos y caribeños que comenzó este lunes en Puerto España.

China ha intensificado sus inversiones en la región en años recientes. El gigante asiático ya está involucrado en un proyecto turístico de US$2.600 millones en Bahamas y también se ha informado que proyecta invertir más de US$400 millones en otro plan similar en República Dominicana.

Cuba es el mayor socio comercial de China en la región y el viceministro cubano de Comercio e Inversiones, Orlando Hernández Guillén, elogió el lunes al gigante asiático como un aliado útil para los países menos desarrollados.