Las acciones de las siderúrgicas de Asia subieron fuertemente el martes luego de que China intensificó sus restricciones sobre la producción del sector.

Pero los analistas advertían que se necesitarán más medidas para reducir el exceso de capacidad en el país asiático, el mayor productor de acero del mundo.

Los últimos recortes en el suministro se centran en el núcleo siderúrgico chino de la provincia de Hebei, donde unas 30 plantas recibieron la orden de reducir la producción en hasta 70% a partir de septiembre, al tiempo que otras 18 deberán cerrar por hasta un mes.

"Realmente eso no va a eliminar la capacidad para siempre. Después de la campaña (de recortes), las plantas de acero fácilmente pueden reanudar las operaciones", dijo Judy Zhu, analista de materias primas de Standard Chartered Bank.

"Si uno realmente quiere retirar capacidad, hay que elevar los precios de la electricidad y subir su costo de producción para provocarles pérdidas", dijo Zhu, añadiendo que las órdenes dispuestas para Hebei anularían 14,4 millones de toneladas de capacidad.

Tangshan Steel, la mayor planta de la región, recibió órdenes de limitar su producción de acero crudo a 1 millón de toneladas por mes desde septiembre a diciembre, de acuerdo con el aviso gubernamental al que accedió Reuters, que citaba una meta de ahorro energético.

La ola de recortes de producción en Hebei sigue a unas medidas de otras provincias, como Zhejiang y Shangdong, para disminuir el suministro de electricidad a siderúrgicas a fin de ahorrar energía, desatando una escalada de 16% en los precios del acero en el mercado doméstico chino desde julio.

El recorte de producción por cuestiones energéticas podría retirar 25 millones de toneladas en capacidad anual en los próximos meses, de acuerdo con Credit Suisse.

Igualmente, eso representa apenas algo más del 4% de la producción récord de acero crudo de China, de 568 millones de toneladas en el 2009, y quizá un cuarto del exceso de oferta de la nación.

Se proyecta que el país, mayor productor y consumidor mundial de acero, producirá más de 600 millones de toneladas de acero crudo este año.

Zhu estimó que había alrededor de 100 millones de toneladas en exceso de capacidad de producción de acero en China, con una capacidad total estimada en unas 740 millones de toneladas.

Aún así, el decreto para bajar o cancelar la producción en operaciones de acero ineficientes y menores alentó a los precios de las acciones del sector en Asia.

Las acciones de la surcoreana Posco, tercera mayor siderúrgica del mundo, ganaron hasta 4,5% y las de las japonesas Nippon Steel y JFE Holdings, la cuarta y la quinta, respectivamente, ascendieron 2,4%.