Hamburgo. Las grandes necesidades de abastecimiento que enfrenta China podrían obligarlo a reanudar pronto sus importaciones de aceite de soja de Argentina, cuyas ventas crecen con fuerza pese a la restricción que le impuso Pekín, dijo Oil World.

China es el mayor comprador mundial de aceite de soja y a finales de marzo bloqueó el ingreso de ese producto elaborado en Argentina, el primer exportador global, luego de que el país sudamericano aplicara impuestos antidumping a varios productos chinos.

Pese a las repetidas negociaciones, la disputa sigue sin solución.

"China retomará sus compras de gran escala de aceite de soja (argentino) e incrementará sus importaciones en el trimestre julio/septiembre del 2010", afirmó la publicación especializada con sede en Hamburgo.

"Las importaciones chinas de otros aceites vegetales y la producción doméstica del aceite de soja en base a granos importados serán insuficientes para cubrir los requisitos en rápida expansión (del país asiático)", explicó.

"Aunque algunas autoridades chinas indicaron que no hay necesidad de importar aceite de soja de Argentina durante el resto del 2010, creemos que China necesita encontrar pronto una solución para el asunto", agregó.

La disputa comercial con un cliente tan importante no ha dañado los volúmenes totales de las exportaciones de Argentina, señaló la revista.

Oil World calculó que las ventas externas de aceite de soja del país sudamericano se dispararon en mayo a un nivel de entre 570.000 y 600.000 toneladas, desde las 522.000 toneladas correspondientes a ese mes del 2009.

"China obviamente depende más de la reanudación de las importaciones de aceite de soja de Argentina de lo que Argentina depende de una recuperación de las ventas a China", señaló.

Productores y exportadores argentinos de aceite de soja tuvieron un gran éxito en encontrar nuevos mercados para reemplazar las amplias compras de China, dijo la publicación.

Argentina exportó más del doble del volumen de aceite de soja a todos los destinos excepto China en abril y mayo, lo que llevó sus ventas a entre 1,05 y 1,1 millones de toneladas, desde los 500.000 toneladas reportadas en la misma fecha del año previo.

India se convirtió en el destino clave, al comprar entre 420.000 y 450.000 toneladas durante el período abril/mayo, desde las apenas 123.000 toneladas del mismo lapso del 2009. Argentina también realizó fuertes ventas a Bangladesh e Irán, añadió.

El aceite de soja argentino encontró compradores predispuestos debido a los altos precios del derivado de la palma, señaló Oil World.