Bogotá. En el marco de Fitrans 2015, la Feria de Transporte de Carga y Pasajeros que abrie sus puertas este 18 de noviembre en el recinto ferial de Corferias en Bogotá, China presentará la posibilidad de implementar la tecnología limpia en el transporte masivo Transmilenio.

Representantes de las multinacionales chinas Higer y BYD llegaron a Bogotá para presentar autobuses diseñados específicamente para las calles bogotanas y su sistema masivo de transporte "Transmilenio".

Higer pretende ingresar al mercado colombiano con un bus de tecnología híbrida que, según su representante en Colombia, afronta los problemas ligados al consumo de combustibles y es una respuesta a la necesidad de mitigar los efectos del cambio climático que tiene no sólo el país andino sino el mundo entero.

En entrevista con Xinhua Alan Ma, Gerente de Higer en Colombia, explicó que su empresa busca convertirse en aliado estratégico de la movilidad de Bogotá con una propuesta enfocada en el modelo de "tecnología limpia", un modelo que busca reducir la emisión de gases para mitigar los problemas ambientales ligados al consumo de combustibles (recurso no renovable).

"Es un bus híbrido de nueva tecnología limpia que trajimos de China para participar en el proyecto del Plan de Ascenso Tecnológico de la ciudad de Bogotá (...) Diseñamos este bus para suplir la necesidad del sistema Transmilenio y el SITP porque sabemos de este plan y la implementación de tecnología limpia, y nuestro bus ha sido diseñado precisamente para esta ciudad", precisó.

De otro lado, el Gerente General de BYD Motor Colombia, Pedro Cárdenas, señaló que la mayor preocupación de los colombianos para hacer el cambio de tecnología es la diferencia del precio del vehículo pero con todos sus beneficios, este resulta ser más económico a largo plazo.

De acuerdo a Alan Ma los estudios indican que en un escenario en el que 30 mil buses de combustión diésel fueran reemplazados por automotores híbridos o eléctricos, se puede reducir hasta 3,3 millones de toneladas de CO2 y ahorrar cerca de 300 millones de galones de combustible en un periodo de 10 años.

Estos beneficios son los que el gigante asiático quiere ofrecer al mercado bogotano y a su sistema de transporte que cuenta con cerca de 2 mil autobuses que durante el día y la noche contaminan la capital poblada por cerca de 8 millones de habitantes.

"Esta tecnología híbrida lleva dos motores, un motor diésel que trabaja solamente como una planta generadora de electricidad, no hace tracción del bus. El bus tiene otro motor eléctrico que es el que mueve el bus. Cuando el bus frena lo hace con el motor eléctrico y ahí viene la recuperación de energía para volver a arrancar y ahí viene la gran proporción de ahorro", dijo.

Por su parte, la multinacional BYD llevó a Colombia un bus cien por ciento eléctrico que ya está en etapa de prueba en una ruta del sistema de transporte bogotano.

El vehículo llamado Ebus Andino 18, es un autobús de gran capacidad que, de acuerdo a su representante en Colombia, es totalmente responsable con el ambiente y cuyo costo en comparación con vehículos de combustión diésel es mucho más económico en relación con el costo de combustibles, repuestos y gastos operativos.

Para los fabricantes de estos vehículos, mercados como el colombiano son todavía incipientes ya que la cultura de los vehículos eléctricos aún no se ha expandido como debe corresponder a la grave problemática ambiental del planeta.

Lara Zhang, representante de BYD en Colombia, dijo a Xinhua que considera que el cambio de vehículos convencionales a eléctricos debe ser una prioridad para los Gobiernos y su empresa quiere ayudar a Colombia a dar ese paso ofreciéndole buses 100% eléctricos, totalmente ecoamigables que indiscutiblemente contribuyen a tener una mejor ciudad, con un mejor aire, lo que significa una mejor calidad de vida para todos sus habitantes.

"Estamos aquí desde 2012 cuando se lanzó la estrategia para América Latina de BYD, entonces ahora el mercado de Colombia también es muy importante, cubrimos también mercados como Perú, Panamá y Ecuador. Nosotros también tenemos un mercado muy importante en Brasil, en este momento nosotros establecimos una fábrica de ensamblaje en Brasil en Campiñas, desde Brasil también cubrimos Argentina y Uruguay, Ahora nuestra estrategia es conseguir más recursos para los mercados latinoamericanos", dijo Zhang.

Asimismo, recordó que en Bogotá ya hay 50 taxis eléctricos chinos en un plan piloto promovido por la alcaldía, lo cual demuestra la disposición de los dirigentes colombianos a cambiar las tecnologías por unas que ayuden a cuidar el medio ambiente, comenzando con el transporte público.

Estos vehículos se encuentran en pruebas técnicas de desempeño ambiental con la Universidad Nacional de Colombia con protocolos de Transmilenio y La Secretaría de Ambiente de la ciudad.

"Los buses tiene la misma tecnología de los taxis y esperamos también aportar a Transmilenio, con buses articulados y alimentadores, pero todavía no tenemos una cifra concreta de los buses que se venderán", señaló.

De otro lado, el Gerente General de BYD Motor Colombia, Pedro Cárdenas, señaló que la mayor preocupación de los colombianos para hacer el cambio de tecnología es la diferencia del precio del vehículo pero con todos sus beneficios, este resulta ser más económico a largo plazo.

"El costo total de propiedad (CTP) de un bus articulado eléctrico en 15 años de operación es menor al CTP de uno a Diésel, comparación que incluye valor de adquisición, batería, mantenimiento, consumo de combustible - energía, operación e infraestructura de un articulado Diésel vs uno Eléctrico", dijo Cárdenas.

Por último, la representante comentó que BYD tiene más de 5.000 buses y 15.000 taxis operando en todo el mundo, lo que demuestra su liderazgo y la madurez que ha alcanzado esta tecnología para el transporte masivo que ya incluye a ciudades de China, Europa, Estados Unidos y ahora de países de Latinoamerica como Chile, Brasil, México y Colombia.

La feria Fitrans 2015 que se realiza gracias a los esfuerzos de Corferias en alianza con Transmilenio S.A., Fenalco y la Asociación Mexicana de Transporte y Movilidad - AMTM, se extenderá hasta el 21 de noviembre.