Harbin. La primera vía férrea alpina de alta velocidad del mundo, que recorre las provincias chinas nororientales de Heilongjiang, Jilin y Liaoning, comenzó este lunes los ensayos para comprobar su funcionamiento.

Un tren de prueba partió este lunes en la mañana de la Estación Occidental de Harbin, localizada en la capital de la provincia de Heilongjiang, hacia Dalian, la ciudad portuaria de la provincia de Liaoning.

El tren finalizó el viaje de 921 kilómetros en cerca de cuatro horas, y registró una velocidad media de 300 kilómetros por hora.

Los ingenieros del proyecto explicaron que el ferrocarril usa una tecnología puntera para adaptarse a las altas variaciones de temperaturas, que pueden oscilar entre los 40 grados centígrados bajo cero y los 40 grados centígrados. Los trenes serán capaces de ir a una velocidad media de 350 kilómetros por hora después de que la línea férrea pase las pruebas de seguridad.

Los ingenieros emplearon el modelo CRH380B, un tren de de ocho compartimientos, construido por la empresa China Northern Railways.

La línea férrea, que cuenta con 24 estaciones, comenzará a funcionar con regularidad a finales de este año.

Las pobladas provincias nororientales del país son una importante base industrial de China, y el ferrocarril podrá aliviar los embotellamientos del transporte en la región.

La Estación Occidental de Harbin, el punto inicial del recorrido ferroviario, ha sido diseñada con diez plataformas, lo que permite atender hasta 7.000 pasajeros por hora en las horas puntas.