Buenos Aires/ Pekín. China levantó las restricciones que durante seis meses mantuvo sobre las importaciones de aceite de soja de Argentina, dijeron este martes operadores y autoridades del país sudamericano, cuyos embarques al gigante asiático se reiniciarán en las próximas semanas.

La veda china a los embarques de aceite de soja desde el mayor proveedor mundial del derivado, impuestas a fin de marzo, golpeó la rentabilidad de las comercializadoras de bienes agrícolas instaladas en Argentina.

La revisión de la medida, que estableció normas de calidad que los operadores describían como imposibles de cumplir, permitirá a los exportadores reanudar en las próximas semanas un suculento negocio, que dejó a Argentina unos US$1.400 millones por exportaciones en 2009.

"Las aceiteras lentamente van a reanudar en los próximos días los embarques", señaló a Reuters el secretario de Agricultura de Argentina, Lorenzo Basso, que recibió el martes a autoridades sanitarias chinas.

"Se han reflotado los convenios (comerciales) que había antes del cierre de importaciones por parte de China", agregó Basso.

Operadores y fuentes de la industria coincidieron en que China levantó las trabas comerciales, pero no pudieron confirmar la concreción de ninguna nueva venta.

La autoridad del gobierno chino "ha mencionado la reanudación, pero aún no la ha implementado", dijo en el país asiático un ejecutivo de la firma estatal de comercialización COFCO Co Ltd.

Noble Argentina, filial del gigante agroexportador mundial Noble Group, informó este martes que, tras recibir la confirmación de la reapertura del mercado chino, prevé reiniciar pronto los embarques de aceite de soja.

"Nuestro departamento comercial nos dijo recién que hay expectativas para hacer los primeros embarques de aceite desde (el puerto exportador argentino de) Timbúes a China para fin de octubre, principios de noviembre", dijo a Reuters Alfonso Romero, presidente de Noble Argentina, en el puerto exportador del área de Rosario.

El conflicto llevó a Argentina a buscar destinos alternativos para su aceite, que colocó mayormente en India, aunque a un valor inferior al que obtenía por los envíos a China, que impuso las restricciones al producto sudamericano después de que la nación austral adoptara medidas antidumping a algunas manufacturas de origen chino.

Precios. Operadores de China dijeron que el gobierno del país asiático, que está en alerta permanente ante cualquier escalada en los precios de las materias primas que pueda traducirse en una aceleración de la inflación, está tratando de restar presión sobre los precios.

Las alzas en los precios de los alimentos se volvieron una preocupación para Pekín luego de los aumentos del valor de la soja en el mercado de Chicago.

El aceite de soja para mayo subió este martes al máximo en dos años en el mercado chino de Dalián, en línea con las ganancias de los futuros estadounidenses del derivado, aunque los valores bajaron tras la noticia sobre Argentina.

El embajador argentino en China, César Mayoral, dijo a Reuters que algunas firmas de comercialización como COFCO Ltd y Louis Dreyfus, le informaron que habían recibido permiso para proceder con las importaciones.

"Las empresas me dijeron que el ministerio de Comercio de China ha dado un nuevo permiso para importar aceite de soja de Argentina", dijo Mayoral, que agregó que él no había recibido una confirmación oficial de esa cartera.

Algunos operadores explicaron que la medida fue básicamente un gesto político, pues queda poco aceite de soja de Argentina, cuyos envíos habitualmente disminuyen hacia fin de año, disponible para embarcar a China.

Sin embargo, la molienda argentina de soja subió en los primeros ocho meses de este año a 4,5 millones de toneladas, desde los 4,0 millones del año pasado, y podría seguir creciendo debido a la amplia cosecha del grano en el ciclo 2009/10, que alcanzó el récord de 52,7 millones de toneladas.

Una de las principales firmas de comercio internacional de granos de Argentina indicó que el país sudamericano exportará entre 400.000 y 500.000 toneladas de aceite de soja al mes hasta fin de año.

La suspensión de las compras había provocado una caída de casi 60% en las importaciones chinas de aceite de soja en los ocho primeros meses del año a 595.140 toneladas e hizo subir los precios domésticos del aceite comestible en un momento del año de elevado consumo.

China ha incrementado las importaciones de granos de soja para contrarrestar el déficit en el abastecimiento de aceite de soja.

Debido a las grandes importaciones de granos de soja, el suministro chino de aceite de soja seguía estando en general equilibrado o incluso con superávit, dijeron operadores. China recientemente también aumentó las importaciones de aceite de soja de Brasil y Estados Unidos.