Pasar al contenido principal
China revisa la ley de secretos de Estado para incluir a internet y las telecomunicaciones
Jueves, Abril 29, 2010 - 16:50

La nueva ley alberga una amplia definición de lo que constituye un secreto. Esta semana, las autoridades también difundieron definiciones de lo que constituían secretos comerciales para las corporaciones estatales de China.

Pekín. China adoptóel jueves una ley revisada sobre secretos de Estado que pretendeadaptar las amplias facultades de las autoridades para incluiroficialmente las telecomunicaciones y comunicaciones online.

La nueva ley alberga una ampliadefinición de lo que constituye un secreto. Esta semana, lasautoridades también difundieron definiciones de lo que constituíansecretos comerciales para las corporaciones estatales de China.

Los defensores de derechos hanexpresado su preocupación sobre las extensas leyes de secretos deChina, que en la práctica se utilizan a menudo para sofocar ladisidencia o la discusión de cualquier cosa que el Partido Comunista enel poder considera sensible.

"Como todo el mundo sabe, lamovilidad dentro de la sociedad se ha incrementando mucho, hay muchasmás compañías privadas e intermediarios participando", dijo DuYongsheng, vicedirector de la Oficina de Secretos de Estado de China,en rueda de prensa.

"Esto ha hecho más difícil el trabajo de las autoridades", añadió.

Además de las cuestionesmilitares y asuntos exteriores, las siete categorías incluidas en laley de secretos de China consideran proyectos de desarrollo económico osocial, secretos de tecnología y "otros secretos definidos por lasautoridades de secretos estatales".

La norma exige que losproveedores de telecomunicaciones e internet cooperen con lasautoridades a la hora de denunciar e investigar secretos revelados através de sus redes. En la práctica en China, la mayoría de losproveedores ya lo hacen.

"Esta ley pretende proteger laseguridad nacional y sus secretos", dijo Zhang Yong, director depolítica y controles de la Oficina de Secretos de Estado.

"Proteger las comunicaciones de los ciudadanos forma parte de otras leyes", añadió.

La detención el año pasado decuatro empleados de la firma minera internacional Rio Tinto, en elclímax de una tensa negociación sobre minerales de hierro, atrajo laatención internacional a los riesgos que plantean las leyes de secretosde China a los inversores extranjeros y sus empleados chinos.

Un ciudadano chino acusado deinfringir secretos a menudo no puede ver los cargos exactos contra él,ni tampoco sus abogados, según expertos legales, lo que deja un granmargen para los fiscales. Diplomáticos extranjeros han tenidodificultades para acceder a los juicios de sus ciudadanos en casos desecretos.