La Paz. China es el principal candidato para ser socio estratégico de Bolivia en la tercera fase de industrialización del litio de Uyuni, al ser el único país que presentó una propuesta que incluye la construcción de una planta de fabricación de baterías de litio.

Así lo reveló este domingo el presidente Evo Morales en declaraciones a la radio gubernamental Patria Nueva. Bolivia firmó acuerdos con gobiernos y empresa privadas de Finlandia, Corea del Sur, Francia, Brasil, Japón, Venezuela e Irán para industrializar en su territorio sus ingentes reservas de litio.

“De todas las propuestas (de países) que nos han llegado” al ministerio de Minería, para ser parte de la industrialización del litio de Uyuni, “la que más ventaja lleva es la de China, pero no se descarta (la participación de) Finlandia”, manifestó el mandatario.

La propuesta de China, precisó, incluye la industrialización del recurso mineral a través de una planta piloto de fabricación de baterías. Las propuestas de otros países como Finlandia y Suiza están más relacionadas con la transferencia tecnológica, precisó.

El 7 de abril, La Razón informó, en base a declaraciones del gerente general de Recursos Evaporíticos de la Corporación Minera de Bolivia (Comibol), Luis Echazú, que el país elegiría al socio para la fabricación de baterías de litio entre China y Corea del Sur.

Exclusión. Corea del Sur pretende ser parte de la producción de carbonato de litio; “ya desde antes descartamos (esa posibilidad) como Gobierno. Con nuestros técnicos vamos a asumir esa responsabilidad” en la producción piloto y a gran escala del carbonato, señaló Morales.

Echazú anunció en abril que Corea del Sur hizo una “propuesta en serio en toda la cadena” y “los chinos” harían “la misma propuesta”; el Ministerio de Minería y Metalurgia estudiaría ambas y las presentaría al Presidente “para tomar una decisión final”.

“Tenemos que empezar (a construir), lo más antes posible, la planta piloto para baterías de litio (y), después, para la gran industria de baterías de litio”, sostuvo Morales.

A decir de Echazú, Bolivia busca un socio “para establecer toda la cadena”. Sin embargo, dijo, “hay otros pasos” previos para que el emprendimiento “no sea una maquila” y llegue a la fabricación de baterías como la producción de sulfatos de cobalto, níquel y manganeso, que son insumos para la elaboración de cátodos de litio.

Según datos oficiales, la última etapa de industrialización del recurso evaporítico debe comenzar el año 2014 con una inversión de $us 400 millones. El país posee 2.000 millones de toneladas métricas (TM) de potasio; recursos que al ser transformados se traducen en 530 millones de TM de carbonato de litio y 3.794 millones de TM de cloruro de potasio.

Producirán hidróxido de litio

El presidente Evo Morales dijo que uno de los productos que se obtendrá por la explotación de las reservas es el hidróxido de litio.

El compuesto se usa en naves espaciales y submarinos como depurador de aire. Se usa también en cerámicas y lubricantes industriales.