Pekín. Sinopec Corp, la principal refinadora de petróleo de Asia, espera elevar sus importaciones de crudo desde Brasil a 200.000 barriles por día (bpd) en el 2011, 43% más con respecto al 2010, dijeron el martes ejecutivos de la compañía.

Como parte de un acuerdo de 2009 bajo el cual China prestó a Brasil US$10.000 millones a cambio de un suministro garantizado de 200.000 bpd de crudo por 10 años, los envíos brasileños comenzaron a aumentar este año.

Las importaciones chinas de crudo brasileño crecieron dos tercios en el primer trimestre del 2010 en comparación con un año atrás, a 1,92 millones de toneladas, o 156.000 bpd, según mostraron datos oficiales del servicio aduanero chino.

China, el segundo consumidor más grande del mundo de petróleo, reportó el mes pasado volúmenes récord en la producción de sus refinerías y en las importaciones de crudo, luego de siete meses de crecimiento de dos dígitos en la demanda aparente de crudo.

"Estamos reportando ventas récord de productos refinados durante abril", dijo el portavoz de Sinopec Corp, Huang Wensheng, aunque declinó dar detalles del volumen.

Zhang Jianhua, vicepresidente de Sinopec Corp a cargo de ventas y operaciones, dijo que las ventas diarias de combustible de la firma han alcanzado ahora 390.000 toneladas.

Este volumen está 7% por encima del promedio diario de ventas en los primeros tres meses que reportó la compañía el mes pasado.

"Hay tres razones detrás de esos sólidos números: la demanda doméstica está creciendo con fuerza, nuestras exportaciones de combustible son altas, y la nueva demanda de las nuevas plantas de etileno", explicó Huang.

Zhang estimó también que las exportaciones totales de gasolina, diesel y keroseno no excederán los 10 millones de toneladas este año.