Una de las mayores empresas productoras de automóviles Chrysler Group LLC, anunció que retirará alrededor de 55.000 modelos de vehículos 2010 que han sido vendidos alrededor del mundo, debido a un problema en la llave de encendido.

Hasta el momento no se han reportado accidentes o heridas. Este es el segundo problema de seguridad que la automotriz ha dado a conocer, mientras trabaja en cambiar la percepción del consumidor acerca de la calidad de sus productos, informó El Financiero.

El retiro de los vehículos que cubre el problema de la llave de ignición es para los automóviles producidos entre el 8 de enero y el 22 de febrero de este año e incluye los camiones de carga Ram 1500, Ram HD, Ram Chassis Cab, Dodge Challenger, Dodge Charger, Chrysler 300, Jeep Grand Cherokee y Jeep Commander. Chrysler esta retirando alrededor de 41.658 automóviles en Estados Unidos, 9.967 en Canadá; 1.807 en México y 1.494 en los mercados internacionales. Chrysler cubrirá el costo para reparar los vehículos.