Detroit. Chrysler reportó pérdidas netas por casi US$4.000 millones desde que salió de la quiebra el año pasado, pero tuvo una utilidad operativa durante el primer trimestre y afirmó que estaba en camino a un equilibrio 2010

La automotriz reportó este miércoles una pérdida neta de US$197 millones para el primer trimestre, pero dijo que su flujo de efectivo se volvió positivo debido a los radicales recortes que realizó durante su quiebra 2009.

Pero las pérdidas acumuladas desde que salió de la bancarrota, en junio, subrayaron la presión continua de una caía interminable en sus ventas y en su participación de mercado.

Chrysler reportó una pérdida neta de US$3.800 millones desde el 10 de junio, cuando salió de quiebra financiada por el Gobierno estadounidense bajo control de gestión de Fiat, hasta cierre de 2009.

La tercera automotriz estadounidense tuvo US$ 7.400 millones en efectivo disponible al término de marzo, más que los US$5.900 millones al término de 2009. También podría recurrir a US$2.400 millones en préstamos estadounidenses o canadienses de ser necesario.

"Este positivo resultado operativo durante el primer trimestre es una muestra concreta (...) de que las metas para 2010 que nos fijamos son alcanzables," dijo Sergio Marchionne, presidente ejecutivo de la firma en un comunicado.

"Además estamos generando efectivo para financiar las inversiones que se realizan en nuestro producto de portafolio y reposicionamiento de marca", agregó.

Chrysler espera un flujo de efectivo negativo de US$1.000 millones para todo el año. Espera llegar a un equilibrio en las operaciones 2010.