Caracas. Chrysler de Venezuela fomenta la participación activa de sus empleados en la búsqueda de alternativas y prácticas de negocio que garanticen la preservación del medio ambiente y prevengan la contaminación, así lo informó Franklin Díaz, coordinador de servicios ambientales de la ensambladora.

"Somos ambientalistas, es el lema con el que todos los trabajadores de Chrysler nos identificamos", dijo Díaz.

En la celebración de los 70 años de Chrysler en el mercado global, la filial venezolana mostró su Responsabilidad Social Empresarial (RSE) con dos proyectos ecológicos y uno social el pasado 30 de marzo.

Reciclaje. "El 55% del agua usada se reutiliza. En total, la empresa recicla 15 millones de litros de agua al año, lo que nos convierte en una compañía 100% ambientalista", destacó Díaz. También dijo que cerca de 94% de los desechos sólidos son reciclados.

Por otra parte, la empresa invirtió US65.041 en un proyecto de prevención en la Cuenca del Lago de Valencia con la Fundación Tierra Viva, lo que impactó a más de 4.000 personas en el estado Carabobo, de acuerdo con Alejandro Luy, gerente general del ente.