Caracas. Chrysler Venezuela estima vender no menos de 10.000 unidades este año, según lo informó el director de comercialización de la marca, Jesús Rodríguez, en la celebración de los 70 años de la empresa automotriz en el mundo.

Con este número de vehículos ensamblados para 2011, la compañía tendría un descenso de aproximadamente 3% en la producción. En 2010, la compañía produjo 10.286 vehículos y en 2009 ensambló 13.438 unidades, según datos de la Cámara Automotriz de Venezuela (Cavenez).

Considerando estos números, este sería el tercer año en el que Chrysler registraría una caída de producción.

"Nuestras expectativas iniciales eran de 13.000 a 15.000 unidades, pero una cosa son las proyecciones antes de la devaluación y después de ésta. Por ello, vamos a sopesar cómo se abre el mercado para determinar, en niveles de costos, lo que más no beneficie como empresa. El objetivo es colocar todo lo que podamos vender y hacer en la planta", explicó Rodríguez.

El director de Comercialización especificó que de las 10.000 unidades, 80% será Jeep y el 20% restante Dodge.

Estructura de precios. En 2010, la empresa ensambladora incrementó el precio de sus unidades y los concesionarios tuvieron que ofrecer descuentos en éstas para darle salida al stock que tenían.

Rodríguez argumentó que la empresa automotriz ha mantenido una política de precios ajustados "al posicionamiento de la marca" y a sus "realidades de costo".

"No es sorpresa para nadie que los concesionarios, por muy controlados que estén por las plantas, también tienen sus estrategias comerciales", destacó.

Explicó Rodríguez que los concesionarios "tomaron una decisión y se tuvieron que retractar", porque al final el mercado es el que va a decidir si están costosos o no los vehículos ofertados.

Comentó que los Jeep Grand Cherokee están dirigidos a un segmento de la población que suele ser muy susceptible a los cambios de precio.

"No nos podemos equivocar con el precio. Sería un terrible error para la comercialización de la marca", dijo.

También acotó que al revisar el histórico de aumentos de precios desde hace cuatro años para acá, Chrysler ha aplicado "incrementos muy conservadores y adecuados a la realidad que está viviendo el país".

Los precios de venta para Jeep Grand Cherokee van de "US$94.294, el más barato, hasta el más costoso en US$103.353".