La minera canadiense Gold Reserve dijo el martes que el tribunal arbitral del Banco Mundial confirmó un fallo anterior que obliga a Venezuela a pagar unos US$744 millones por la expropiación de su participación en dos proyectos auríferos en el sudeste del país.

En mayo del 2009, el gobierno del fallecido Hugo Chávez había declarado extinta la posibilidad de extender la concesión vencida en abril del 2008 del proyecto Brisas y el promisorio Chocó 5, por lo que la empresa solicitó en mayo de 2010 un arbitraje ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI) del Banco Mundial.

El monto otorgado por el tribunal es significativamente menor a los US$2.100 millones que la compañía pidió al comenzar la demanda.

Tras el fallo en su contra, Venezuela había pedido al CIADI que redujera el monto otorgado en US$361,4 millones, según el comunicado de Gold Reserve, que sostuvo que con la reciente decisión el proceso se cerró.