La Paz. El Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI) registró este lunes 20 la demanda interpuesta contra Bolivia por el Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA), que tiene la mayoría accionaria de la Administradora de Fondo de Pensiones (AFP) Previsión. El caso se encuentra registrado con el código ARB(AF)/18/5.

En la demanda de arbitraje el BBVA, cuya defensa corre a cargo del despacho Freshfields Bruckhaus Deringer (Madrid), invoca el Tratado Bilateral de Inversiones Bolivia-España de 2001.

La firma española anunció el 10 de agosto esta decisión a través de un comunicado, en el que además detalló que el arbitraje se debe al traspaso del manejo de los aportes de jubilación de la Administradora de Fondos de Pensiones BBVA Previsión a la estatal Gestora Pública de la Seguridad Social de Largo Plazo.

El registro del caso en el CIADI, sin embargo, aún no expone en la página web de ese organismo los detalles de la demanda, como el monto que esta administradora de pensiones estaría exigiendo al país.

El ministro de Economía, Mario Guillén, informó que se mantiene en reserva el contenido de las conversiones como el monto que exige la firma española como indemnización por la vigencia de una cláusula de confidencialidad.

Como ya comunicó la firma española, invocó para el arbitraje el Acuerdo para la Promoción y la Protección Recíproca de Inversiones entre el Reino de España y la República de Bolivia, que rige desde el 29 de octubre de 2001. El proceso se desarrollará, según indica, según las reglas aplicables del Fondo adicional del CIADI-Reglas de arbitraje.

El registro del proceso es del 20 de agosto y el demandado la Procuraduría General del Estado, que es la instancia encargada de defender los intereses del Estado. El estado de caso está inscrito como pendiente.

Hasta el momento no se conocen detalles de los términos de las conversaciones entre la firma española y el Estado, aunque en el documento que hizo público el 10 de agosto el BBVA da a conocer que, “a pesar de la presentación de varias propuestas no ha sido posible el acercamiento de posturas en particular respecto a la valoración del negocio de la AFP”.

El ministro de Economía, Mario Guillén, informó tras conocerse el anuncio de la demanda de arbitraje, que se mantiene en reserva el contenido de las conversiones como el monto que exige la firma española como indemnización por la vigencia de una cláusula de confidencialidad. Pero dijo que el monto es alto y que no pudo alcanzarse un acuerdos en seis meses de conversaciones.

“Una cosa que es muy importante tener en cuenta y recalcar es que nosotros hemos heredado un contrato indefinido. Vale decir que el gran problema de esto es que este contrato que tienen las AFP el gobierno de ese momento lo firmó de manera indefinida y ese es uno de los argumentos con los que la AFP está queriendo un resarcimiento económico”, explicó entonces Guillén.

Es decir, los contratos firmados no solo con BBVA sino también con la segunda AFP Futuro de Bolivia no tienen una fecha de caducidad, un elemento que es parte de los argumentos centrales para la demanda. No se conoce cuál la situación de la AFP Futuro de Bolivia, que también deberá dejar Bolivia una vez, el próximo año, entre en funcionamiento la Gestora Pública.

El vicepresidente Álvaro García anunció este domingo que la Asamblea Legislativa Plurinacional investigará el proceso de adjudicación de la administración de los aportes de jubilación para establecer responsabilidades.