Los bancos brasileños probablemente incorporarán 100.000.000 de nuevas cuentas corrientes durante la próxima década a medida que el segmento de consumidores crece en la economía más grande de Latinoamérica, dijo este jueves el presidente de Banco Bradesco, Luiz Carlos Trabuco Cappi.

El crecimiento de Brasil está transformando la clase económica de bajos recursos del país en una de consumo, lo que genera oportunidades para sectores como el de banca, dijo el presidente del segundo mayor banco brasileño no estatal durante una audiencia de ejecutivos financieros en São Paulo.

Pese a que fue víctima de burbujas debido a un desequilibrado crecimiento en sectores específicos, la economía de Brasil ahora experimenta una expansión en todos los sectores, lo que ofrece un crecimiento sustentable.

"Si en diez años Brasil no ha abierto 100.000.000 de nuevas cuentas corrientes, entonces algo hicimos mal", dijo.

Brasil cerró 2009 con 133,6 millones de cuentas, un aumento del 6,3% frente al año anterior, según la federación de bancos Febraban.

Los acreedores también se verán beneficiados con la recuperación en los mercados globales, que les permitirá reanudar las ventas de deuda, dijo Trabuco. A medida que los bancos obtengan más fondos, podrán aumentar los créditos a largo plazo, indicó.