'Raponazos' en estaciones a plena luz del día, 'cosquilleo' aprovechando las aglomeraciones y la proliferación de temibles bandas que asaltan a pasajeros con armas blancas se han ido convirtiendo en hechos y escenas frecuentes en Transmilenio. Por ello, las autoridades han ideado estrategias para combatir al hampa que amenaza con hacerse del sistema. 

Este jueves, la Administración Distrital -en coordinación con la Policía- reveló una de sus cartas más enérgicas y frontales para capturar en flagrancia a quienes protagonizan hechos delictivos en Transmilenio: uniformados vestidos de civil y dotados con armas de fuego, que desde hoy estarán listos a reaccionar en caso de una situación que amenace el bienestar de los más de dos millones de usuarios que emplean diariamente el sistema para movilizarse.

Se trata de 100 policías, entre hombres y mujeres, que fueron presentados por el alcalde Enrique Peñalosa durante un acto público, en la estación del Museo Nacional, en compañía del comandante de la Policía Metropolitana, general Hoover Penilla, y el secretario de Seguridad, Daniel Mejía.

"Estos policías podrán capturar en flagrancia a los delincuentes que azotan a los pasajeros del sistema. Vamos a meterle todo a la seguridad de Transmilenio. Es nuestra máxima prioridad", advirtió el mandatario Distrital, destacando que en los primeros seis meses de 2016 se redujeron los homicidios en 8%, y los hurtos a personas en 16%.

Sumado al robo de celulares, que es el delito que más afecta a los pasajeros de Transmilenio, el equipo de uniformados que reforzará la seguridad en el sistema estará conformado por mujeres, quienes adicionalmente vigilarán que no se presenten hechos que atenten contra la mujer –como acoso o eventuales casos de abuso–.