La Habana. Científicos cubanos presentaron una variante de la  ciclosporina, medicamento usado para evitar rechazo en pacientes con órganos  trasplantados, que constituye el primer producto nanofarmacéutico desarrollado a escala industrial, informó hoy el diario "Granma".

"Su principal ventaja está que con una dosis tres veces menor alcanza el mismo efecto favorable proporcionado por el medicamento de ese tipo más vendido en el mercado mundial, disminuyendo de manera significativa los efectos adversos", explicó el autor principal de la investigación, Darío López, citado por el rotativo.

De acuerdo con el científico, "el trabajo consistió en el diseño de una composición de ese fármaco totalmente soluble en agua, en la cual la ciclosporina aparece disuelta en forma de nanopartículas en microcápsulas".

La presentación del fármaco tuvo lugar en el IV Seminario Internacional de Nanociencias y Nanotecnologías, que terminó el pasado viernes con la participación de científicos de más de 20 países.

La nanotecnología es un campo de las ciencias aplicadas dedicado al control y manipulación de la materia a nivel de átomos y moléculas, y puede tener aplicaciones múltiples, como la fabricación de microcomponentes para la industria y la medicina.

Cuba tiene una sólida industria de investigación y elaboración de fármacos biotecnológicos, fundamentalmente vacunas, y la exportación de medicamentos y tecnología para fabricarlos se convirtió en un importante sector de la economía, con ingresos por unos US$400 millones anuales.