St. Louis, EE.UU. El aeropuerto de St. Louis en Estados Unidos permanecía cerrado este sábado tras una feroz tormenta que generó un aparente tornado y arrasó el área, dañando edificios del terminal aéreo y algunas casas.

Imágenes de televisión grabadas desde helicópteros mostraron las subdivisiones de las viviendas niveladas por la tormenta de Viernes Santo que azotó a la ciudad a las 20.30 hora local.

No hubo reportes de heridos en las áreas residenciales, pese a la extensa destrucción en una zona densamente poblada a unos tres cuartos de milla al oeste del aeropuerto.

Cuatro personas resultaron heridas por esquirlas de vidrio en el aeropuerto cuando la principal terminal fue alcanzada.

"Asumimos que fue eso (un tornado)", dijo el meteorólogo del Servicio Nacional del Clima Ben Miller.

Los vuelos que arribaban fueron desviados a Kansas City y el aeropuerto de St. Louis se encontraba cerrado indefinidamente este sábado, según su sitio en internet. Se espera que este lunes reanude sus operaciones.

Reportes de televisión mostraron a los trabajadores y grúas la mañana de este sábado limpiando los escombros del techo de una terminal donde la tormenta había dejado agujeros.

Se reportaron bajas en las líneas de energía por el condado de St. Louis y los vehículos esparcidos que bloqueaban las rutas dificultaban el acceso de personal de emergencia. Miles de personas no tuvieron energía la noche de este viernes, según la firma Ameren Missouri, que reportó 42.000 apagones.

Este sábado, 37.000 personas todavía no tenían electricidad.

El Servicio Nacional Meteorológico emitió advertencias de inundaciones para gran parte del estado de Misuri.

La semana pasada, severas tormentas y tornados dejaron 47 muertos en varios estados del país norteamericano.