Londres. Royal Dutch Shell dijo este jueves que fue cerrada su planta marítima Bonga, una enorme instalación de 200.000 barriles por día (bpd) en Nigeria, sin un plazo de reinicio, luego de que ocurrió una filtración el martes cuando cargaba un buque cisterna.

El yacimiento bombea alrededor del 10% del crudo del país, el principal exportador de Africa.

"Es muy pronto para saber cuándo se reiniciará. El foco está en dispersar el derrame", dijo por teléfono un portavoz de Shell.

Shell dijo esta semana que se habían filtrado "menos de 40.000 barriles de petróleo" en el sitio, ubicado a más o menos 120 kilómetros de la costa de Nigeria en el Golfo de Guinea.

Alrededor de la mitad del petróleo filtrado ya se había disipado debido a la dispersión y a la evaporación natural, dijo Shell el jueves en una declaración.

"Para acelerar la limpieza en el mar, estamos desplegando barcos con dispersantes para disolver la mancha de petróleo. Estamos movilizando aviones que apoyarán en esta operación a los barcos", dijo el presidente de Shell en Nigeria, Mutiu Sunmonu.

El sitio de Internet de la gigante petrolera tiene una serie de fotografías tomadas en el sitio que muestran una mancha de petróleo con colores del arco iris en la superficie del océano.

Los oleoductos de Shell en la costa del delta del Níger han sufrido varios derrames, por los que la empresa responsabiliza a sabotajes y robos de petróleo.