Santiago. Cerca de US$200 millones costaría el cierre de la planta de fabricación de contenedores industriales de la firma danesa Maersk, en San Antonio, que dejará a 1.209 trabajadores desempleados.

Esta cifra fue dada a conocer por Borsen, un medio del país nórdico especializado en economía, luego del anuncio del fin de las operaciones en Chile, después de 3 años.

Sin embargo, para el presidente del Sindicato Número 2 de Maersk Container Industry San Antonio, Alejandro Villatoro, esta cifra estaría bastante alejada de la realidad.

Junto con cuestionar los números, el dirigente insistió en que la empresa continúa siendo viable, por lo que espera que la decisión sea revertida, de lo contrario, que se haga cargo de lo ocurrido.

Si bien la principal razón para el cierre, según la empresa, es la competitividad, el ex gerente genera, Francis Mc Cawley, añadió que la huelga de 15 días influyó, puesto que fue apresurada.

Si bien la principal razón para el cierre, según la empresa, es la competitividad, el ex gerente genera, Francis Mc Cawley, añadió que la huelga de 15 días influyó, puesto que fue apresurada.

“Problemas laborales, ausentismo laboral, conflicto laboral. Uno se pregunta cómo una empresa que está partiendo, trabajadores que antes no tenían trabajo, (con) buenos beneficios, promedio de $500.000 de sueldo, transporte, alimentación, llegan a un paro”, dijo Mc Cawley, según La Tercera.

Quien también lamentó este anuncio fue el presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio, Alfonso Swett, aunque defendió el derecho de la empresa a cerrar sus puertas bajo el argumento de falta de competitividad.

Durante este martes, los trabajadores de la compañía serán recibidos en la Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados y esperan, a más tardar este jueves, participar de una mesa tripartita junto al ministro del sector, Nicolás Monckeberg, y representantes de la firma danesa.