Londres. Citigroup bajó su proyección del precio del crudo a uno de los menores niveles entre las estimaciones de Wall Street, ya que incluso si Estados Unidos emite más dinero, el petróleo seguiría presionado por un crecimiento económico débil y por nuevos suministros desde Libia.

Citi dijo que ahora esperaba que el crudo Brent cotice a US$95 por barril a fines del 2011 y a un promedio de US$86 en el 2012.

Citi daba un promedio de US$105 para el Brent en el último sondeo de Reuters. Este martes, el Brent cotizaba a más de US$108 el barril.

"El principal riesgo es un mayor deterioro en las expectativas de crecimiento global, causado por problemas en Europa, una desaceleración en China o una recesión en Estados Unidos," dijo Citi en una nota.

"Si ocurriera este (alivio monetario), creemos que sería en respuesta a cifras de crecimiento aún más débiles y que ellas superarían al impulso monetario," agregó Citi.

Los precios de las materias primas subieron cuando el banco central estadounidense anunció el año pasado un segundo programa de compra de bonos estadounidenses, también llamado alivio monetario.

Los inversores ahora están atentos al discurso de este viernes del presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernanke, en una conferencia anual de bancos centrales en Jackson Hole, en el estado de Wyoming, en busca de indicios sobre nuevos estímulos monetarios.

Olivier Jakob, consultor del mercado petrolero de Petromatrix en Zug, Suiza, dijo que cree que, a diferencia de los inversores minoristas, los profesionales no esperan que Bernanke anuncie otra ronda de alivio monetario.

"Si no se anuncia una tercera ronda, y la Fed no sugiere de ninguna manera que se prepara otro paquete de estímulos, ahí podríamos tener otra liquidación," dijo.

BNP Paribas redujo sus pronósticos para el precio del petróleo en el 2011 y el 2012 por los temores a una nueva recesión y la abundante oferta de petróleo en el mercado por la liberación de la Reserva Estratégica de Petróleo.

El banco francés bajó su estimación del crudo WTI para el 2011 en US$5, a US$97, y el pronóstico del 2012 en US$10, a 107 dólares por barril.

BNP Paribas redujo el pronóstico del crudo Brent en US$2, a US$114 por barril, para el 2011 y en US$4, a US$124 por barril, para el próximo año.

Analistas de HSBC dijeron en una nota que, a pesar de los estímulos monetarios previos, las esperanzas de una recuperación económica estaban disminuyendo y la emisión de dinero ya no era una respuesta en un mundo con un crecimiento económico estructuralmente débil.

Goldman Sachs, tradicionalmente uno de los bancos más optimistas en el mercado petrolero, también dijo el martes que podría haber subestimado la cantidad y la velocidad con que volvería el crudo libio al mercado, pero dijo que por ahora no cambiaba su proyección del precio.