Nueva York. El grupo bancario Citigroup obtuvo un aumento del 30% en su beneficio neto durante el primer trimestre de este año, en que consiguió US$3.808 millones, frente a los US$2.931 millones del mismo período del ejercicio anterior.

Citigroup logró este buen resultado gracias a un aumento del 6% en los ingresos, hasta 20.810 millones, y a una reducción del 16% en los costes del crédito, según detalló en un comunicado.

El banco, el tercero de EE.UU. por volumen de depósitos, anunció un beneficio por acción de US$1,29 (1,11 en el período enero-marzo de 2012).

Las cifras suponían una mejora respecto a las previsiones de los analistas financieros, que habían vaticinado unos ingresos de 20.170 millones y un beneficio por acción de US$1,17.

Además, la entidad anunció que su capital de máxima calidad "tier 1" según las normas Basilea III aumentó hasta el 9,3%.

El consejero delegado de Citigroup, Michael Corbat, destacó los "sólidos resultados" en todos los sectores de actividad del grupo, especialmente en banca de inversiones y en el aumento de los créditos y los depósitos.

Tras conocerse estos resultados, las acciones de Citigroup subían un 2,90% en las operaciones electrónicas previas a la apertura de la bolsa de Wall Street.