Nueva York. Citigroup ganó el año pasado US$13.908 millones, 84% más que en 2012, aunque el desempeño de su división de renta fija quedó por debajo de las previsiones de los analistas y sus acciones caían con fuerza en Wall Street.

El tercer mayor banco de Estados Unidos por activos ingresó entre enero y diciembre un total de US$76.366 millones, el 10% más que un año antes, cuando su facturación se colocó en los US$69.128 millones.

En cuanto a los resultados trimestrales, en los que más se fijaban este jueves los analistas, el banco ganó US$2.691 millones (85 centavos por acción) entre octubre y diciembre, más del doble que los 1.196 millones (38 centavos por títulos) que se anotó en el mismo período de 2012.

En el último trimestre del año pasado, Citigroup registró una facturación de US$17.780 millones, lo que representa el 1% menos que los US$17.917 millones que ingresó en mismo periodo del ejercicio anterior.

"Aunque no conseguimos cerrar el año con la fortaleza que hubiésemos querido, hemos logrado progresos sustanciales en nuestras principales prioridades", dijo al anunciar las cuentas el consejero delegado de la entidad, Michael Corbat.

En el último trimestre, los depósitos de la entidad financiera fueron de US$968.000 millones, lo que representa 4% más interanual, al tiempo que sus préstamos fueron de 575.000 millones, el 7% más.

Los activos de Citi Holdings, la división que desarrolló para afrontar las enormes pérdidas por créditos hipotecarios durante la crisis, se redujeron 25% hasta US$117.000 millones, con lo que ahora representan 6% del total de sus activos.

El banco detalló también que los ingresos de su división de renta fija fueron de US$2.300 millones en el último trimestre del año, lo que representa un descenso de 15% frente al mismo periodo de un año antes.

Estos resultados del banco no convencieron en Wall Street y sus acciones caían con fuerza más de 4% media hora después del arranque de la jornada, mientras que en los últimos doce meses se han revalorizado el 24,27%.