Ciudad de México. Excélsior.com.mx. La Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi) del Valle de México está trabajando con la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda del Distrito Federal para que se desarrollen inmuebles habitacionales de interés social y popular en la capital del país.

La Asociación Hipotecaria Mexicana (AHM), refirió que este tipo de casas tienen un valor que va desde 250 mil pesos (US$19.080,2), lo que permitiría a las personas con un salario inferior a cinco salarios mínimos acceder a una vivienda y reactivar el mercado inmobiliario en el DF.

Lo anterior, explicó Isaac Memun Elías, presidente del organismo, será posible una vez que la Asamblea Legislativa apruebe la norma 30, que actualmente elabora la Seduvi, y que contempla la densificación de la ciudad con inmuebles de interés social y popular y el acceso a subsidios para su construcción.

“La realidad es que la ciudad de México no se había preocupado por darle una densidad correspondiente a las nuevas necesidades, debemos de preocuparnos en los terrenos que están ahorita asoleándose sea a largo plazo y que no nos acabemos la tierra en un plazo corto y que dentro de algunos años no tengamos donde construir y tengamos que derribar edificios chaparros o propiedades que estén muy pequeñas para poder utilizar la tierra. El trabajo de la secretaría es poner en orden lo que no se hizo en 20 años”, recalcó.

Mínima oferta. Dijo que la realidad es que la vivienda en el DF se vende porque es poca, pero no se está atendiendo a la necesidad de la ciudadanía.

Detalló que en la capital del país hay un rezago habitacional cercano a las cien mil viviendas, cifra a la que se suma una necesidad de 30 mil nuevas soluciones de vivienda al año debido a la formación de nuevos hogares y la a generación de jóvenes adultos que deciden vivir solos.

Éste sería el mercado potencial para la colocación de las viviendas que se construirían en el DF, y que tendrían la posibilidad de acceder a los subsidios federales para la construcción habitacional, por un carácter de sustentabilidad, sobre todo enfocado a la reducción en el gasto de las familias en transporte.

Al respecto, Simón Neumann, secretario de Desarrollo Urbano y Vivienda, precisó que el documento que está elaborando la dependencia a su cargo, la norma 30, establece que la densificación en la ciudad con vivienda social y popular, deberá estar ligada a la cercanía con el transporte público, hospitales, e infraestructura en general.

“Estamos hablando que para que se aplique la norma 30 tendrá que estar cerca de 750 u 800 metros de alguna línea del metro”, para que las construcciones a su vez tengan acceso a subsidios, puntualizó Neumann.

Dijo que aún no se ha determinado que porcentaje de los 12 mil millones de pesos que se tienen serán para subsidios.