Houston. Varios productores de petróleo y gas del Golfo de México dijeron este lunes que los vientos y las agitadas aguas frente a la costa estadounidense impedían el total reinicio de sus operaciones y el retorno de su personal a las plataformas tras el paso de la tormenta tropical Lee.

"Aunque las condiciones climáticas mar adentro están mejorando, nuestra habilidad para hacer volver a nuestro personal a las instalaciones ha sido impactada por los fuertes vientos y olas cerca de la costa y en mar adentro", dijo Daren Beaudo, portavoz de BP Plc.

La tormenta toco tierra el domingo y se debilitó a depresión tropical horas después, pero sus coletazos evitaban que algunos productores de hidrocarburos en el Golfo de México reanuden sus operaciones normales.

El lunes, Estados Unidos mantenía cerrada 61,4% de su capacidad de producción petrolera del Golfo de México, o 858.935 barriles por día, así como 46% de la de gas natural, o 2.400 millones de pies cúbicos por día, según la Agencia de Manejo de Energía Oceánica de Estados Unidos.

Las cifras representan una leve alza frente al domingo, cuando la agencia dijo que 60,2% de la producción de crudo del golfo y 44,3% de la de gas natural se mantenían suspendidas.

Las estadísticas del domingo provenían de reportes de 51 compañías, mientras que el lunes 53 empresas reportaron la paralización de sus operaciones.

El Golfo de México representa 27% de la producción de petróleo de Estados Unidos y 8% de la de gas natural, según la Administración de Información de Energía de Estados Unidos (EIA, por su sigla en inglés).

BP opera ocho plataformas y Shell controla seis. Ambas compañías concentran gran parte de su infraestructura de petróleo y gas en Luisiana, donde tocó tierra Lee.

BP es el mayor productor de crudo del golfo, seguido de Chevron, Shell, BHP Billiton y Anadarko Petroleum Corp.

Retorno a las plataformas. Beaudo dijo que la agitación de las aguas dificulta el avance de los buques de apoyo, mientras que los fuertes vientos mantenían en tierra los helicópteros que se requieren para enviar a los operarios de vuelta a las plataformas.

El funcionario dijo, además, que primero se debe evaluar cualquier daño y luego reanudar las operaciones.

"No enviaremos a los trabajadores hasta que las condiciones sean seguras para viajar", precisó Beaudo. "Estamos esperando que las condiciones mejoren a lo largo del día, tanto en la costa como en mar adentro, por lo que se podría enviar el personal a las plataformas el martes por la mañana", añadió.

La portavoz de Shell, Kelly op de Weegh, sostuvo el lunes que la compañía estaba restableciendo sus actividades y enviando a su personal a las instalaciones en el oeste del Golfo de México, como la plataforma Perdido en el sur de Houston, ya que las condiciones climáticas a lo largo de la costa de Texas favorecían tales esfuerzos.

En tanto, Exxon Mobil Corp también está enviando a sus operarios a algunas de sus instalaciones en el golfo, dijo el portavoz Devid Eglinton. Su única plataforma en el área, Hoover-Diana, se ubica 64 kilómetros al norte de Perdido.

Por su parte, Chevron Corp dijo este lunes que comenzó a enviar a sus trabajadores de vuelta a sus operaciones en el golfo.

Pero op de Weegh refirió que las condiciones del mar y los fuertes vientos impidieron el traslado de una mayor cantidad de empleados desde la costa de Luisiana el domingo y el lunes.