Londres. Los precios del cobre tocaron el miércoles máximos de dos meses por preocupaciones sobre el suministro de Chile ante la posibilidad de una huelga, porque BHP Billiton redujo su pronóstico para la producción de cobre y por la debilidad del dólar.

El cobre referencial en la Bolsa de Metales de Londres (LME) cerró con pocos cambios a US$5.942 por tonelada, frente a los US$5.943 del martes, después de subir a un máximo de sesión de US$5.973 por tonelada.

Los operadores dijeron que al recortar su pronóstico de producción de cobre para todo el año en 2%, BHP Billiton reforzó preocupaciones sobre menores suministros este año, pero la reciente racha alcista llevó a algunos fondos a tomar ganancias.

El sindicato de trabajadores de la chilena Escondida, la mayor mina de cobre del mundo, rechazó el martes la última oferta de contrato de la compañía, llamando a sus afiliados a votar por la huelga y a prepararse para un escenario de un extenso conflicto.

"Las noticias desde Escondida han alentado las compras, se espera que los chinos vuelvan a acumular cobre cuando vuelvan del Año Nuevo y el dólar está más bajo", dijo David Wilson, analista de Citi.

Un dólar más débil abarata las materias primas para tenedores de otras divisas, lo que tiene el potencial de impulsar la demanda por los metales.

En China, se celebra Año Nuevo entre el 27 de enero y el 2 de febrero, por lo que habrá escasa actividad industrial y una demanda más débil por los metales industriales.

Entre otros metales industriales, el aluminio a tres meses cerró con una baja de 1,8%, a US$1.833,5 por tonelada, que se compara con el máximo de 20 meses de US$1.883 por tonelada del martes.

El plomo cayó 0,1%, a 2.390 dólares por tonelada; el níquel bajó 0,9%, a US$9.700 por tonelada; el zinc retrocedió 0,9%, a US$2.801 por tonelada; y el estaño subió 0,1%, a US$20.435  por tonelada.