Londres. El cobre alcanzaba el viernes un nuevo récord en Europa pues la sólida demanda y la perspectiva para el suministro el próximo año se combinaban con la debilidad del dólar.

El cobre referencial en la Bolsa de Metales de Londres (LME) subía a US$9.639 la tonelada a las 10:54 GMT desde un cierre de US$9.490 este jueves.

El metal, usado en los sectores de energía y construcción, tocó más temprano un nuevo máximo de US$9.645. El valor apunta a alcanzar las cinco cifras a inicios del próximo año y se dirige a cerrar el 2010 con una ganancia de un 30%.

"El cobre es la principal elección entre los metales el próximo año simplemente debido a los fuertes fundamentos", dijo Andrey Kryuchenkov de VTB Capital.

"Parece que el impulso alcista llegó para quedarse, también debido a la reducción de la ley del cobre, las medidas sectoriales, (y) las alteraciones del suministro", agregó.

Se prevé que el mercado global del cobre refinado pasará a un déficit de abastecimiento el próximo año, de 400.000 toneladas, debido a la reducción de la ley de los minerales en Chile, el mayor productor mundial, y a la falta de nuevos proyectos grandes.

Aparte, el viernes el euro ascendía al máximo en dos semanas frente al dólar por compras de fin de año de parte de bancos centrales.

"El índice dólar está más bajo hoy, lo que ayuda a respaldar a todo el complejo de las materias primas", dijo Kryuchenkov.

El debilitamiento del dólar hace que las materias primas denominadas en la divisa sean menos caras para los tenedores de otras unidades.
Incluso el aumento de las existencias de los metales no alcanzaba para contener la percepción alcista del mercado.

Los inventarios de cobre registraron un incremento de 1.550 toneladas a 377.550 toneladas, récord desde fines de septiembre. En Shanghai, los inventarios crecieron un fuerte 9,5%, o más de 11.000 toneladas.

El estaño, que también enfrenta restricciones por el lado de la oferta, se destacaba entre los metales industriales con un avance de casi 60% este año, y para el 2011 se anticipa un nuevo récord debido a la falta de suministro disponible de parte de Indonesia, el principal exportador.
El estaño se cotizaba a US$26.650 , un alza desde US$26.525 este jueves.

El aluminio llegó a su máximo del 2010, de US$2.500 la tonelada, y luego se negociaba a US$2.475, un incremento desde el cierre previo a US$2.454.

El níquel operaba a US$24.650 la tonelada desde US$24.350, el zinc a US$2.432 frente a US$2.409 y el plomo a US$2.559 contra US$2.517.