Nueva York. El cobre amplió sus ganancias tras el cierre de este miércoles impulsado por la decisión de la Reserva Federal de dejar sin cambios la tasa de interés en Estados Unidos y mantener intacto su programa de compra de bonos por US$600.000 millones.

El lenguaje usado por la Fed en su comunicado fue más optimista que el que usó en su reunión pasada, cuando aseguró que la recuperación era aún insuficiente .

En operaciones vespertinas, el cobre para entrega en tres meses en la Bolsa de Metales de Londres subía a US$9.363,25 por tonelada, US$38,25 por encima de su última cotización de US$9.325.

El cobre para entrega en marzo en la Bolsa Mercantil de Nueva York subió hasta US$4,29 por libra en operaciones electrónicas. Ese contrato cerró en US$4,2670 por libra.

Analistas dijeron, sin embargo, que el mercado del cobre continuará enfrentando un fuerte viento en contra a corto plazo.

El estaño alcanzó un récord de US$28.775 la tonelada pues el mercado comenzaba a descontar la escasez del suministro desde el principal proveedor, Indonesia. El estaño ha subido un 6 por ciento en enero, tras escalar un 60% el año pasado.

"Claramente, de todos los metales básicos, el estaño tiene mejores fundamentos", dijo Nic Brown, analista de Natixis.

"El suministro está limitado, la demanda sigue creciendo fuertemente, a diferencia del cobre, donde hay una sustitución, el estaño no es muy fácil de sustituir. Por ende, hay pocos factores que detengan su escalada", agregó.

Operadores también destacaron las noticias de que China develó nuevas medidas para contener el alza de precios de las propiedades.

Los feriados del Año Nuevo Lunar chino empiezan la próxima semana, lo que se espera que reduzca la demanda de cobre de China, que consume cerca del 40% del metal.

"Estamos en una desaceleración estacional. Hay feriados y preocupaciones por el ajuste monetario en China", dijo Andrey Kryuchenkov, analista de VTB Capital. "agregó.