Londres. El cobre se negociaba estable este jueves después de un desplome de 2% en la sesión anterior, y se dirigía a cerrar el trimestre con un aumento del 10%, aunque las dudas acerca de la demanda de China y sobre el ritmo de reactivación en Estados Unidos generaban cautela entre los inversores.

* El cobre referencial en la Bolsa de Metales de
Londres (LME, por sus siglas en inglés) se cotizaba a US$8.336 la tonelada, con muy pocos cambios desde el cierre del miércoles a US$8.349.

* El metal había iniciado la semana con tono firme después de que la Reserva Federal de Estados Unidos sugirió que no se podría descartar un nuevo estímulo monetario.

* Posteriormente recortó las ganancias ya que unos datos más flojos de lo esperado en Estados Unidos plantearon dudas sobre el ritmo de la recuperación de la mayor economía del mundo y también sobre la tasa de expansión de la demanda de metales básicos.

* Ahora el cobre se dirige a anotar un incremento de 10% en este trimestre gracias a una subida de hasta 15% en febrero.

* "Todos los metales básicos mostrarán un crecimiento
razonable este año, no tan bueno como el año pasado, pero razonable, y el segundo trimestre es más fuerte para la actividad manufacturera de todo el mundo por cuestiones de estacionalidad", dijo Nick Moore, analista de RBS.