Singapur. El cobre en Londres subía levemente este  viernes y se encaminaba a su mayor alza semanal en un mes debido a las señales de que la economía del principal consumidor del metal, China, está mejorando, aunque las preocupaciones sobre el "abismo fiscal" mantenían una nota de cautela entre los inversores.

La actividad fabril china en diciembre se habría expandido a su ritmo más acelerado en ocho meses, reforzando señales de una recuperación constante en la segunda mayor economía del mundo. Una encuesta de Reuters mostró que en diciembre el índice de gerentes de ventas oficial, que se publica el uno de enero a las 01:00 GMT, podría llegar a 51,0 frente a 50,6 en noviembre.

El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres subía 0,4% a US$7.946,50 la tonelada, en camino a un alza semanal de 1,5%. Antes, había alcanzado un máximo en una semana y media de US$7.955,25.

El contrato de cobre para abril más vendido en la Bolsa de Futuros de Shanghái cerró con un alza de 0,2% a 57.680 yuanes (US$9.200) la tonelada, avanzando 1,8% en la semana.

La demanda física de cargamentos de cobre se mantuvo moderada. El descuento del cobre al contado frente a los futuros del cobre a corto plazo en Shanghái se amplió a 405 yuanes la tonelada, frente a 400 yuanes el jueves, dijo el Mercado de Metales de Shanghái en su sitio de Internet. (www.smm.cn)

Los inversores se aferraban a las esperanzas de que en Estados Unidos la Casa Blanca y los republicanos logren un acuerdo para evitar US$600.000 millones en alzas impositivas y recortes de gastos públicos que entrarían en vigencia automáticamente el uno de enero.

El presidente Barack Obama se reunirá con líderes del Congreso de los dos partidos en un intento por reanudar la negociación para evitar hundir la economía en otra recesión.

El estaño en Londres avanzaba un 0,2% a US$23.450, en camino a su tercer alza semanal seguida.