Londres. El cobre caía el miércoles por la firmeza del dólar y las preocupaciones de que la subida del petróleo impacte en el crecimiento global, mientras que los inventarios del metal siguen aumentando, indicando una demanda débil.

El cobre para entrega en tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME) bajaba a US$9.837 la tonelada a las 11:24 GMT, desde 9.885 al cierre del martes, cuando cortó una racha de tres días de ganancias.

"Se ve al cobre en riesgo de una corrección a corto plazo pues el aumento de los inventarios de la LME sugiere que China está utilizando sus existencias propias, más que acudiendo al mercado internacional", dijo Stephen Briggs, analista de BNP Paribas.

Este miércoles, los inventarios de cobre subieron a su máximo desde mediados de julio pasado, reanudando una tendencia al alza que empezó en diciembre.

Las existencias de cobre aumentaron 3.275 toneladas, según los últimos datos, llevando los inventarios en la LME a 423.550 toneladas, récord desde mediados de julio de 2010.

El aluminio se negociaba a US$2.585 la tonelada desde US$2.610 al cierre del martes, el zinc a US$2.481 desde 2.515, el plomo a 2.529 contra 2.555, el níquel a 28.400 desde 28.775 y el estaño a 31.650 frente a 32.200.