Londres. El cobre cayó sobre un 3% este viernes, a su menor nivel en más de dos semanas, debido a las preocupaciones persistentes acerca del crecimiento económico global y al alza del dólar.

El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres cerró en US$8.821 por tonelada, desde US$9.115 este jueves.

En tanto, el estaño y el níquel cayeron casi un 5%.

El euro se hundió a un mínimo de casi seis meses y medio contra el dólar luego de que fuentes dijeron que el alemán Juergen Stark renunciará a su cargo como miembro del directorio ejecutivo del Banco Central Europeo (BCE) por un conflicto sobre el programa de compra de bonos de la institución.

El presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernanke, no dio indicios firmes sobre eventuales nuevas medidas de estímulo, y el presidente Barack Obama tendrá que sudar para imponer su propuesta de creación de empleos de US$447.000 millones ante los republicanos.

"La mayor confianza en el mercado va a afectar a los metales hasta la próxima reunión de la Fed, cuando Estados Unidos haga algún anuncio sobre su política monetaria", dijo Andrey Kryuchenkov, analista de VTB Capital.

En tanto, el suministro ajustado continuaría apuntalando a los precios del cobre.

Los trabajadores de Cerro Verde, la tercera productora de cobre de Perú, retomaron sus labores el viernes tras una huelga de dos días en demanda de mejoras salariales, dijo a Reuters un líder sindical.

Una huelga prevista desde el 15 de septiembre hasta el 15 de octubre por parte de mineros de Freeport McMoRan Copper & Gold en Indonesia, la tercera mayor mina del mundo, también amenaza con reducir la oferta cayó a un mínimo de sesión de 21.050 dólares por tonelada, antes de cerrar en US$21.150, desde US$22.050 este jueves.

El estaño bajó a un mínimo desde el 25 de agosto, a 23.300 dólares, antes de acabar en US$23.505, frente a US$24.475.

El zinc cayó a US$2.186, contra US$2.251.

El aluminio descendió a US$2.367, comparado con US$2.420.

El plomo cedió a US$2.450, respecto a US$2.490.