Londres. El cobre bajaba por segundo día consecutivo este miércoles, retrocediendo desde un nivel cercano al máximo en dos meses, a medida que el dólar avanzaba y crecía la decepción sobre las expectativas de un nuevo estímulo monetario por parte de la Reserva Federal (FED) de Estados Unidos.

El cobre para entrega en tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME, por sus siglas en inglés) perdía 1,4% a US$8.491 la tonelada a las 09:26 GMT desde US$8.615 al cierre del martes.

"Claramente, es en respuesta a las minutas del encuentro del FOMC (que se divulgaron) ayer, que no descartan totalmente la flexibilización cuantitativa, pero se torna menos probable", dijo un analista de BNP Paribas, Stephen Briggs.

Las minutas del encuentro de marzo del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés) de la FED mostraron menos respaldo para un nuevo alivio monetario de cara a la mejora de los datos macroeconómicos, lo que favoreció al dólar y golpeó a las acciones globales.

Las alzas del dólar encarecen el valor de las materias primas denominadas en la divisa para los tenedores de otras unidades.

De todos modos, Briggs dijo que el precio del cobre seguía teniendo una base sólida. El metal acumula una alza de algo más del 11% en lo que va del 2012 y sigue bastante arriba del promedio móvil en 200 días, de US$8.318.

El cobre también estaba apuntalado por el banco central de Chile, país que es el mayor productor mundial del metal, que elevó su previsión para el precio de exportación del producto este año a US$3,70 por libra desde los US$3,50 proyectados en diciembre .