Londres. El cobre cayó este viernes en medio de débiles perspectivas de demanda por renovados temores sobre el paquete de rescate de la zona euro, un voto de confianza en Grecia y datos económicos mixtos en Estados Unidos que no lograron contrarrestar el pesimismo en torno a Europa.

La canciller alemana, Angela Merkel, dijo que prácticamente ningún país del G-20 ha dicho que participará en el fondo de rescate de la zona euro, lo que renovó las preocupaciones sobre la habilidad del fondo de resguardar a las debilitadas economías.

El primer ministro griego, George Papandreou, enfrentaba el viernes una moción de confianza clave, que pone en juego tanto el destino del paquete de rescate de la Unión Europea y el FMI como el equilibrio de la economía mundial.

El cobre referencial en la Bolsa de Metales de Londres (LME, por sus siglas en inglés) cayó a US$7.865 por tonelada desde, por debajo de US$7.910 este jueves.

El metal tocó más temprano máximos de US$8.059,75, luego de que las preocupaciones en torno a un incumplimiento de pagos por parte de Grecia se calmaron tras la decisión de Atenas de no seguir adelante con un referendo sobre el plan de rescate europeo.

La economía de Estados Unidos creó menos empleos de los esperados en octubre, pero anotó una baja de la tasa de desempleo a mínimos en seis meses y revisiones al alza en las cifras de contrataciones de meses previos apuntaron a un mercado laboral en vías de fortalecerse.