Londres. Los precios del cobre se hundieron el miércoles bajo el nivel clave de los US$5.000 por primera vez en más de tres años, ante las crecientes expectativas de un superávit global que fueron reforzadas por las grandes volúmenes del metal que llegaron a los almacenes registrados de la bolsa de Londres.

El cobre referencial a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME) se desplomó en 7,8% a US$4.840 por tonelada.

Los precios del metal utilizado en los sectores de energía y construcción sufrieron su mayor descenso diario desde octubre del 2008, cuando se produjo una crisis financiera que hizo colapsar al cobre hasta llevarlo a negociarse bajo los US$3.000 la tonelada.

Por la mañana de este miércoles, el cobre cotizó en un mínimo de US$4.738,45 por tonelada, una baja de más del 25% desde mediados de enero y un piso no visto desde noviembre del 2016.

"Al comienzo del año, se esperaba que el mercado del cobre estaría equilibrado. Eso ha cambiado", dijo un operador de fondos a Reuters. "Vamos a ver superávits significativos ahora, los precios deben caer para que las mineras recorten producción. Es la única forma de lograr equilibrio en el mercado", añadió.

La actividad en China, el mayor consumidor mundial de cobre, y de otras grandes economías ha sido paralizada por las medidas de los gobiernos para contener la epidemia de coronavirus, que hasta el momento ha causado unas 8.400 muertes.

China representa cerca de la mitad del consumo de cobre en el mundo, que se estimó en alrededor de 24 millones de toneladas para este año.

En un hecho vinculado a los suministros, el gobierno de Perú -uno de los mayores productores globales de cobre- decretó que sus mineras podrán realizar sólo "operaciones críticas" durante el estado de emergencia por 15 días ordenado para la nación andina para frenar la epidemia.

En tanto, el sindicato de trabajadores de la mina Escondida en Chile, el mayor yacimiento mundial de cobre, dijo este miércoles que pedirá medidas legales para el cierre de faenas en caso de que no se aumenten las precauciones de seguridad ante el avance del coronavirus.

Las mineras en Chile -el principal productor global del metal- han estado adoptando protocolos de prevención para enfrentar la propagación del virus.

Entre otros metales de uso industrial, los precios del aluminio, el zinc, el plomo, el estaño y el níquel también cayeron con fuerza hasta situarse en sus peores niveles desde 2016.