Londres. Los precios del cobre caían este lunes debido a que una crisis cambiaria en Turquía provocaba la agitación de los mercados y llevaba a los inversores a deshacerse de activos más riesgosos.

Los metales industriales, las acciones globales y las divisas incluyendo al yuan chino caían, mientras que el dólar se apreciaba a un máximo de 13 meses, presionando a los metales que cotizan en la divisa estadounidense al hacerlos más caros para los tenedores de otras monedas.

"El riesgo desde una perspectiva más amplia cambiaria de mercados emergentes es un factor clave de los precios (de los metales)", dijo el analista de Deutsche Bank Nick Snowden.

A las 1127 GMT, el cobre referencial en la Bolsa de Metales de Londres (LME) perdía un 1,32%, a US$6.108,50 por tonelada, moviéndose hacia un mínimo de un año de US$5.988 por tonelada que tocó en julio.

El metal usado en la construcción y el tendido eléctrico ha perdido cerca de un 17% desde comienzos de junio debido a que los inversores temen que una disputa comercial entre China y Estados Unidos afecte al crecimiento económico y a la demanda de metales.

La votación de trabajadores en la mina de cobre Caserones en Chile a partir del martes no logró impulsar los precios del cobre. Caserones produjo 122.800 toneladas de cobre el año pasado, menos que las 464.000 toneladas producidas por la mina chilena El Teniente, donde los sindicatos dijeron el viernes que habían aceptado una oferta de pago.

Los inversores estaban a la espera de las negociaciones esta semana en Escondida, la mina de cobre más grande del mundo, también en Chile, con una producción de 903.000 toneladas el año pasado.