Londres. El cobre declinaba este lunes, su tercera sesión seguida de pérdidas, ante el temor por una escalada en la tensión comercial entre Pekín y Washington, y a un enfriamiento en la demanda de China tras datos más débiles de lo esperado.

A las 1143 GMT, el cobre en la Bolsa de Metales de Londres (LME) caía un 0,48% a US$6.986 la tonelada, en una sesión de poco volumen por un feriado en China. Más temprano, el metal tocó un mínimo de dos semanas de US$6.978.

El presidente Donald Trump anunció este viernes fuertes aranceles a importaciones chinas por US$50.000 millones y apenas horas después Pekín respondió con un plan para imponer tarifas a cientos de productos estadounidenses.

Datos publicados este jueves mostraron que la producción industrial de China creció un 6,8% en mayo frente al año previo, incumpliendo las expectativas.

China es el mayor consumidor mundial de metales, como el cobre. Cualquier señal de debilidad en su economía afecta la demanda por los metales industriales.

El índice dólar subía este lunes y se acercaba a máximos de siete meses por expectativas de que China y Estados Unidos no llegarán a un enfrentamiento comercial total, aunque la tensión entre las dos mayores economías mundiales contenía el avance del billete verde.